Del cupo a la paridad electoral: la hora de Mendoza

*Dra. Andrea Lara

Directora de la Unidad de Enlace

Legislatura de Mendoza

 

Una reflexión necesaria en el Día internacional de la mujer.

Según las estadísticas del Foro Económico Mundial (World Economic Forum) en el
año 2017 se constató un retroceso en los indicadores de paridad por primera vez en una
década debido sobre todo a la desigualdad en el lugar de trabajo y en la
representación política.

 

Según datos de la misma institución después de Europa y América del Norte, la región
con la menor brecha de género es América Latina y el Caribe. Argentina ocupa el mejor
lugar en el puesto 33, México en el 66, Chile en el 70 y Brasil en el 79.

 

Nuestra mejor posición relativa como país probablemente se deba a que somos el único
de la región en el que la representación femenina en el Congreso de la Nación está
incluida expresamente en la Constitución Nacional en su articulo 37 que establece que
la igualdad real de oportunidad entre hombres y mujeres para el acceso a cargos
electivos y partidarios se garantizará por acciones positivas en la regulación de los
partidos políticos y en el régimen electoral. Tales previsiones posiblemente no se
hubieran incorporado, sino hubiera sido por la presencia de un tercio de convencionales
mujeres que fueron convencionales constituyentes en virtud de la ley de cupo del año
1991,quienes además impulsaron la incorporación a la Constitución Nacional de la
Convención Sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación Contra la
Mujer.

 

Ese cupo que fue fundamental para provocar una mayor participación de las mujeres en
los órganos legislativos, hoy se ha convertido en un verdadero techo, lo que impone una
necesaria evolución hacia la consagración legislativa de la paridad electoral. Se trata de
una medida definitiva que redefinirá el espacio político como uno verdaderamente
representativo de la sociedad, una sociedad en donde encontramos igual cantidad de
hombres y mujeres.

 

El régimen Nacional electoral ha consagrado esa evolución, cuando a fines de 2017 se
incorporó expresamente la paridad, la que, sin embargo se hará efectiva en 2019.
Sin embargo habiendo transcurrido varios meses desde su sanción, son muy pocas las
provincias que han adoptado la misma política de equidad hasta ahora y el panorama no
es alentador ya que muchas veces se insiste deliberadamente en mantener diseños que
lejos están de los nuevos paradigmas de equidad. Sin duda ha llegado la hora en que es
posible exigir a las Provincias la consagración expresa de la paridad electoral y la
exigencia no es caprichosa.

 

El informe de seguimiento mundial sobre Igualdad de género elaborado por ONU
Mujeres en el año 2018 1 hace hincapié en la claridad de la Agenda 2030: no puede
haber desarrollo sostenible sin igualdad de género. Por ello propone avanzar en tres
acciones concretas: mejora de las estadisticas, financiamieno y adopción de políticas de
promoción de la igualdad de género.

La importancia de avanzar en una legislación provincial que equipare a los hombres y a
las mujeres bajo el concepto de paridad en los espacios de poder no solo legislativos,
sino también ejecutivos, judiciales y partidarios, es que la misma institucionaliza una
política de estado en materia de promoción de la equidad y define el camino para poder
avanzar hacia las reformas que la sociedad necesita para hacer real la igualdad de
genero.

 

Es a partir de esas mujeres que se puede producir un empoderamiento de aquellas
personas que más posibilidades tienen de quedarse atrás: las mujeres.


Solo equiparando a las mujeres y los hombres en los espacios de decisión y de poder
tendremos mayores posibilidad de adoptar nuevas normas, políticas, programas y
proyectos que tengan perspectiva de genero y que hagan efectiva la equidad.

Con razón se ha dicho que “…Necesitamos una nueva generación de igualdad duradera
que ponga fin a la cultura de la pobreza, el maltrato y la explotación por motivos de
género” , pero sobre todo necesitamos una nueva generación de mujeres lideres que
promuevan esa igualdad duradera.



www.legislaturabierta.gob.ar 2017

Domicilio Sarmiento 295 - 5500 - Ciudad de Mendoza - Responsable editorial Viviana García Sotelo/DCI/Secretaría Administrativa

Legislatura de Mendoza