El nuevo Código de faltas podrá sancionar a padres que le permitan beber alcohol a sus hijos menores de edad

El proyecto está en la Comisión de LAC, una vez aprobado será más fácil denunciar delitos por faltas y habrá más jueces para atender esas situaciones.

Publicada el martes 12 de junio de 2018

Foto

En la actualidad en Mendoza sólo hay siete jueces de faltas que cubren toda la provincia, en definitiva “no tenemos un sistema de faltas funcionando”, afirmó el Ministro de Seguridad Gianni Venier en la reunión con los integrantes de la Comisión de Legislación y Asuntos Constitucionales.

El Código de Faltas (ley 3365) en la provincia es muy antiguo, data de 1965,  y muchos temas ya han perdido vigencia o han sido absorbidos por otras leyes.

Por esta razón hay un proyecto del Poder Ejecutivo provincial que está en la Cámara de Senadores que está siendo analizado por la Comisión de Legislación y Asuntos Constitucionales (LAC), para que luego se llevado al recinto de ambas cámaras y convertirlo en ley.

En sus 198 artículos establece una modernización de las que son consideradas faltas o conductas anti sociales que no llegan a constituirse como delitos. Además extiende de seis meses a un año la prescripción de las diferentes sanciones y reorganiza la Justicia Contravencional.

Entre los aspectos que se han tenido en cuenta son necesarios para reformar son los siguientes:

Reforma Integral: no se modifica una parte ni un artículo sino que se trabaja en forma integral sobre todo el código.

Oralidad: el sistema de denuncia será escrito u oral, antes sólo era escrito

Trabajo Comunitario: arresto podrá convertirse en trabajo comunitario,

Más jueces: de los siete jueces actuales se pasa a 32, que trabajarán también en temas de faltas, pero esto será sin incorporar a nadie ya que se adecuarán las horas de algunos magistrados.

Padres responsables: el nuevo código establece sanciones a padres o tutores en los siguientes casos: cuando les permitan el consumo de alcohol a menores, cuando hagan incurrir al niño en inasistencias a la escuela de forma reiterada e injustificada, cuando dejen a los hijos pequeños en el interior del vehículo sin el cuidado de una persona responsable y cuando omitan vacunación obligatoria.

Arresto domiciliario: el código establece arresto domiciliario en los siguientes casos: para mayores de 70 años (antes era de 60 años), para mujeres embarazas o en período de lactancia (antes era para cualquier mujer honesta), quien padeciere una enfermedad incurable, para personas enfermas cuando la privación les impida recuperarse, o personas discapacitadas cuando la privación de libertad en el establecimiento fuere inadecuada para su condición.

Decomiso: incorporación de los bienes decomisados al patrimonio del Estado en las áreas de desarrollo social de la provincia o municipio según corresponda En caso de no ser aprovechables, se autoriza la enajenación y, salvo elementos idóneos para delinquir, se dispondrá su destrucción.

Funcionarios públicos, docentes y médicos: el texto añade nuevos tipos contravencionales relacionados con la ofensa a personal, tanto funcionario públicos, de salud como de educación.

Municiones: se sanciona a aquellas personas por tenencia injustificada de municiones sin que pueda acreditar la calidad de legítimo usuario de arma de fuego y siempre que el hecho no constituya delito.

Cuidacoches: también suma como una falta el cuidado de vehículos en la vía pública sin la debida autorización legal, así como la limpieza de los mismos o de parte de estos.

Mascotas: el nuevo código sanciona la tenencia de perros u otro animal potencialmente peligroso sin adoptar medidas de seguridad. También castiga el descuido del dueño de cualquier mascota, así como su abandono o de sus crías.

Antidisturbios: el código sanciona a  jugadores, entrenadores, directivos de las ligas, asociaciones, clubes o entidades deportivas reconocidas y espectadores que antes, durante o después del espectáculo inciten escándalos, disturbios, desmanes o desordenes con expresiones, ademanes e insultos. También para aquellos que a través de las redes sociales inciten a provocar este tipo de acciones.

Acoso sexual callejero: las personas que realicen acoso sexual en lugares públicos o privados con acceso al público serán sancionadas.

Festejos estudiantiles: el código sanciona al titular del local y/o organizador del evento para menores cuando no impidiera el ingreso o venta de bebidas alcohólicas y/o estupefacientes.

Falsos policías: se establecen sanciones a aquellos que simulen ser miembros de las fuerzas de seguridad mediante la utilización de uniformes o credenciales. También habrá multas tanto a quienes adquieran indumentaria como a quienes vendan vestimentas de la fuerza de seguridad a personas que no pertenezcan a las mismas.

Expendio de bebidas alcohólicas fuera de horario establecido.

Bañarse en cauces de agua no autorizados para ese fin.

Arrojo de residuos patogénicos y farmacéuticos en lugares públicos o abiertos al público no habilitados al efecto, arrojo de líquido cloacales en la vía pública.

Maltrato a mayores: el proyecto establece la sanción a aquellas personas que incurran en conductas de maltrato, insultos y faltas de trato digno hacia personas de la tercera edad, en el ámbito familiar como en las residencias, los hospitales y los centros geriátricos.

Cuidado del ambiente: se sanciona al que prenda fuego sin precauciones, deprede la flora silvestre o destruya el arbolado público. También habrá sanciones al que arroje líquidos cloacales en la vía pública o permita el desborde de cámaras sépticas o pozos ciegos. Así como a aquellos que obstruyan, alteren o deterioren los cauces de agua.

Un código vigente antiguo que casi no tenía vigencia

Entre los ejemplos que el ministro Venier dio para dar cuenta de que este código no es práctico para la vida cotidiana está el hecho de que hay todavía inconductas que tienen una sanción de $100, para el funcionario esto es casi “una tomada de pelo”, pero a la vez un primer escalón hacia otro tipo de delitos más graves.

“Esto es un herramienta contra el delito, pero en estos últimos años estaban en desuso, el código era muy antiguo y ponía conductas que prácticamente ya no se ven. Un ejemplo de ello son los accidentes de tránsito, son muy pocos los jueces destinados a trabajar este tema, había una especie de vacío legal o mundo paralelo donde solamente se ven los delitos pero no las faltas y estas son el primer escalón de la ilegalidad. Es donde se empieza la carrera delictiva, es donde se empieza a tomar alcohol en lugares prohibidos, emborracharse y cometer disturbios y demás, donde uno se empieza a habituar a lo ilegal sin que haya una respuesta por parte del Estado”, explicó Venier .

Ejemplos de conductas que molestan pero no son delito

Quizás uno de los temas que más preocupa a los ciudadanos son los trapitos y cuidacoches, el tema hoy no está punido por la ley de faltas, está denominada como mendicidad agresiva, porque requiere de un componente agresivo y hace que la gente no se sienta cómoda, son amenazados con el pedido.

“Al 911 recibimos 30 llamados por día por problemas con los trapitos en el nudo vial (Costanera y Acceso Este), un día anormal recibimos 150 llamados”, afirmó Venier. Ante esta situación la gente no tiene ganas de ir a perder tres horas en la Comisaría 3era para hacer la denuncia.

Con los cambios en el Código la llamada al 911 se grabará y se pasará como denuncia al juez para que sea investigada.

 

www.legislaturabierta.gob.ar 2017

Domicilio Sarmiento 295 - 5500 - Ciudad de Mendoza - Responsable editorial Viviana García Sotelo/DCI/Secretaría Administrativa

Legislatura de Mendoza