Anualmente 600 millones de personas se enferman y 420.000 mueren por el consumo de alimentos contaminados, según la ONU

Los alimentos nocivos obstaculizan el desarrollo de muchas economías de ingresos bajos y medios. En la Legislatura de Mendoza el tema se viene trabando desde hace varios años.

Publicada el martes 11 de junio de 2019

Foto

El 7 de junio de 2019 por primera vez se celebró el Día Mundial de la inocuidad de los Alimentos con el objetivo de aumentar los esfuerzos para conseguir que los alimentos sean aptos para el consumo sin riesgos.

Cada año casi una de cada diez personas en todo el mundo, es decir cerca de 600 millones, enferman y alrededor de 420.000 mueren por la ingestión de alimentos contaminados por bacterias, virus, parásitos o sustancias químicas.

En la Legislatura de Mendoza el tema de inocuidad de los alimentos se está trabajando desde hace más de un año a partir del trabajo del Consejo Científico Asesor. Ellos crearon un documento base para el diseño de una ley de fortalecimiento de red para la inocuidad alimentaria.

Bajo el lema “la inocuidad alimentaria es un asunto de todos”, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura señaló que los alimentos nocivos obstaculizan el desarrollo de muchas economías de ingresos bajos y medios, causándoles pérdidas en productividad estimadas en 95.000 millones de dólares debidas a enfermedades, discapacidades y muertes prematuras.

Por esos motivos, las Naciones Unidas han encargado capitanear los esfuerzos para fomentar la inocuidad alimentaria a dos de sus organismos: la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura y la Organización Mundial de la Salud.

Ambos han unido sus fuerzas para prevenir, gestionar y responder a los riesgos que se pueden producir a lo largo de la cadena de suministro de alimentos, en colaboración con los productores y vendedores de alimentos, autoridades reguladoras y otras partes interesadas.

 

Números preocupantes

• Más de 200 enfermedades se propagan a través de la alimentación.

• Una de cada 10 personas sufre debido a los alimentos contaminados cada año y cerca de 420.000 personas mueren por ello, de las cuales 125 000 son niños menores de cinco años.

• Los alimentos inseguros inciden en la propagación de amenazas como la resistencia a los antimicrobianos.

• Las enfermedades transmitidas por los alimentos afectan a las personas vulnerables más que a otros grupos.

 

¿Qué es la inocuidad de los alimentos?

La inocuidad de los alimentos es considerado un derecho humano esencial, es fundamental, ya que la producción de alimentos saludables e higiénicos permite ofrecer alimentos seguros a la población y posibilita a los productores ser más competitivos e ingresar a más y mejores mercados, cuidando los recursos naturales.

Que un alimento tenga esta característica garantiza que no causará daño en la salud del consumidor cuando se preparen o consuman.

Está íntimamente relacionada con las condiciones y medidas de higiene aplicadas en las etapas de producción, elaboración, almacenamiento y distribución, orientadas a garantizar un producto inocuo, en buen estado y apto para consumo humano.

 

Cinco medidas para garantizar la inocuidad alimentaria

Con motivo del Día Mundial de la Inocuidad de los Alimentos, ambas Organizaciones han publicado una guía en la que se incluyen cinco medidas que deben observar todas las partes implicadas en la cadena de distribución alimentaria.

1. Garantizar que los alimentos no son peligrosos

Los gobiernos deben asegurar la inocuidad de los alimentos fomentando una agricultura y unos sistemas alimentarios sostenibles, y apoyando la colaboración entre los sectores de la sanidad pública, la sanidad animal y la agricultura, entre otros. Adicionalmente, pueden seguir las normas dictadas por la Comisión del Codex Alimentarius.

2. Cultivar sin riesgos

Los productores agrícolas y de alimentos tienen que adoptar buenas prácticas minimizando el impacto ambiental y adaptándose al cambio climático.

3. Manipular los alimentos con cuidado

Las empresas deben garantizar que el almacenamiento, transporte y procesado de alimentos sean efectuados de forma inocua.

4. Confirmar que sean inocuos

Los consumidores necesitan tener acceso a información oportuna, clara y fiable de los riesgos nutricionales y enfermedades asociadas con sus elecciones alimentarias. “Invertir en educar al consumidor sobre la inocuidad alimentaria tiene el potencial de reducir las enfermedades transmitidas por los alimentos y generar ahorros de hasta diez veces por cada dólar invertido”.

5. Trabajar simultáneamente

Tanto gobiernos, como los organismos económicos regionales, las organizaciones de las Naciones Unidas, las agencias de desarrollo, las organizaciones comerciales, los grupos de consumidores y productores, las instituciones académicas y de investigación, y las entidades del sector privado, han de colaborar de manera conjunta sobre los temas relacionados con la inocuidad de los alimentos.

 

 

www.legislaturabierta.gob.ar 2017

Domicilio Sarmiento 295 - 5500 - Ciudad de Mendoza - Responsable editorial Viviana García Sotelo/DCI/Secretaría Administrativa

Legislatura de Mendoza