PODCAST Proyecto Presentado: Cecilia Páez quiere prohibir la mutilación de animales como moda o estética

Cortes de orejas y colas, extracción de garras entre otras operaciones que atentan contra fisonomía natural de los animales.

Publicada el miércoles 12 de junio de 2019

Foto

Con la excusa de “moda”, o que es habitual en esas razas o simplemente buscando la belleza que nosotros creemos que es belleza, nuestros animales sufren mutilaciones, extirpaciones, amputaciones, extracciones, cortes, cirugías cosméticas o cualquier otro tipo de intervenciones quirúrgicas, a animales domésticos y salvajes. Por esta razón es que la senadora del PRO Cecilia Páez  presentó un proyecto (expedienete 72371) a través del cual justamente se prohíben este tipo de prácticas en todo el territorio provincial.

Lo cierto es que es común desde hace muchos años, cortar la cola y las orejas a ciertas razas de perros, el argumento utilizado para justificar esta medida es que “se ven mejor, los protege y mejora su higiene”. Pero realmente esta práctica afecta la interacción social del perro, además de exponerlo al dolor y a posibles infecciones. De hecho, desde hace un tiempo varios veterinarios se están negando a realizar estas amputaciones y dan diferentes  razones para no hacerlo.

Tradicionalmente se realizaban este tipo de operaciones en animales que se utilizaban para la caza o las peleas, para evitar ser lesionados en esas partes blandas. Además, en perros guardianes se llevaba a cabo esta práctica para que tuviesen un aspecto más feroz y en los perros pastores para que al defender al rebaño de posibles depredadores -como zorros, lobos u otros perros salvajes- no fueran heridos con facilidad.

En el siglo XIX empezaron a surgir voces críticas a este tipo de prácticas, pero no fue hasta el 1839 cuando Sir William Youatt publicó en un ensayo en contra de las mismas en la revista The Veterinarian, alegando la falta de necesidad de este tipo de intervenciones.

Sin embargo en los últimos años muchos veterinarios ya se niegan a efectuar estas operaciones, que básicamente son amputaciones. No se trata de cortes, sino de amputaciones. Los cortes de uñas o pelo no son eventos traumáticos, sino parte de la rutina de limpieza y mantenimiento del perro. Pero en la amputación de la cola (caudectomía) y de las orejas se seccionan cartílagos, nervios, vasos sanguíneos y otros tejidos además de la piel. En caso de necesitarlo por motivos patológicos, los animales han de someterse a una analgesia y una anestesia, como si se tratara de una intervención mayor.

La amputación estética se realiza en animales muy jóvenes, los rabos en animales de días, a los que no se les practica muchas veces ningún tipo de analgesia o anestesia, por lo que conlleva un sufrimiento mayor.

 Las amputaciones de orejas suelen realizarse en animales de entre 6 y 9 semanas, por lo que sufren el riesgo de la anestesia general, además de los peligros de una mala intervención en caso de no ser realizada por veterinarios.

¿Qué efectos puede tener en los animales estas cirugías?

Dolor

Obviamente lo primero es el dolor, este puede convertirse en un dolor crónico o a un incremento en la sensibilidad del dolor en algunos animales.

Problemas de salud

Problemas de salud crónicos como la atrofia y degeneración de la misma en algunos pacientes, así como de los músculos pélvicos. Esta atrofia puede conducir a una incontinencia fecal y a un compromiso de la integridad del diafragma pélvico, pudiéndose producir una hernia perineal. También se han observado casos de incontinencia urinaria.

Problemas en la locomoción

La cola es la continuación de la columna vertebral en el perro. Está compuesta por unas vertebras llamadas coxígeas acompañadas de otros tejidos, siendo un elemento importante para mantener el equilibrio del perro. Al correr, girar y hacer ciertos movimientos el animal necesita de la cola; es como si fuera su timón.

Problemas en la comunicación e interacción social

Además de la comunicación oral (ladridos, gruñidos, gemidos, etc) el perro envía mensajes a sus congéneres a nivel físico y humoral (olores). La posición de las orejas y el movimiento de la cola transmiten información importante para la sociabilización con otros animales. Los perros utilizan la cola para comunicarse entre ellos, de manera que un perro que no disponga de ella puede tener desventajas sociales. Se dice que los perros que tienen la cola amputada presentan comportamientos compensatorios, como puede ser el movimiento del tercio posterior. Además, cabe la posibilidad de la existencia de “malentendidos” entre animales de la misma raza. La comunicación con los humanos también puede verse afectada ya que, por ejemplo, los niños pueden tener miedo a perros sin cola debido a que asocian el movimiento de ésta a que el animal está contento.

Riesgo postoperatorio

La realización de cualquier procedimiento quirúrgico pone en riesgo la vida del animal, ya que se le somete a anestesia general, y se considera un peligro innecesario cuando la cirugía está destinada sólo a fines estéticos. Teniendo en cuenta que muchas veces este procedimiento no se realiza por un veterinario cualificado (sin anestesia general, analgesia y asepsia) existe un mayor riesgo de complicaciones durante y después del procedimiento, poniendo en peligro la salud del animal. Muchas veces estas intervenciones se consideran “actos de mutilación” y se comparan e igualan a las cirugías que suprimen el ladrido, amputación del espolón y resección de uñas y terceras falanges en gato.

Infecciones y problemas en la cicatrización

Al igual que en cualquier otro procedimiento quirúrgico, existe la posibilidad de complicaciones como sangrado excesivo, infección y necrosis. La herida puede infectarse después de la cirugía, sobre todo si las condiciones higiénicas y de esterilidad no son las correctas. Además, también puede haber problemas en la cicatrización: la herida puede abrirse continuamente sobre todo si el cachorro está en compañía de los demás cachorros de la camada.

¿Cómo se aplicaría esta medida?

En Mendoza, el nuevo Código Contravencional (2018) lo enmarcaría en el artículo 140 pero no se especifica si este tipo de intervenciones quirúrgicas son consideradas maltrato o crueldad:

Art. 140 - Maltrato contra un animal doméstico o silvestre. El que cometiere acto de maltrato contra un animal doméstico o silvestre será sancionado con multa de ochocientas (800) u.f. hasta mil (1.000) u.f. o arresto de quince (15) días a treinta (30) días. Se aumentará la multa en mil quinientas (1.500) u.f. hasta cuatro mil (4000) u.f. o arresto de quince (15) días a cuarenta (40) días si el acto fuere de crueldad.

¿Hay medidas similares en otros países?

En Buenos Aires, en noviembre de 2018, la Cámara de Diputados de esa provincia,  aprobó el Proyecto de Ley presentado por la diputada María Laura Ricchini y resta su aprobación en el Senado. La iniciativa intenta eliminar este tipo de mutilaciones en animales domésticos, multando a quienes la infrinjan.

Brasil fue el primer país en prohibir estas operaciones, el Consejo Federal de Medicina Veterinaria (CFMV) de Brasil prohibió en el año 2008, la realización de cirugías estéticas en animales domésticos que no aporten beneficios concretos, al considerarlas una forma de mutilación.

México, el Congreso de Veracruz reformó la “Ley de protección a los animales” para el estado a fin de adecuarla con el código penal, con lo que se prohíbe en la entidad la mutilación de animales cuyo objeto sea modificar su apariencia o conseguir un fin no médico, particularmente en cortes de cola, orejas, sección de las cuerdas vocales y extirpación de uñas y dientes.

Europa: se firma el convenio europeo sobre protección de animales de compañía, hecho en Estrasburgo el 13 de noviembre de 1987, cuyo artículo 10 establece la prohibición de intervenciones quirúrgicas cuyo objeto sea modificar su apariencia sin objetivos curativos.

España, la adaptación española al convenio europeo quedó aprobada publicado en el boletín oficial del estado el 11 de octubre; entrando plenamente en vigor el 1 de febrero de 2018. finalmente, a partir de esta fecha queda prohibido cortar la cola o las orejas, o seccionar las cuerdas vocales, extirpar uñas y dientes por fines estéticos a perros y gatos.

En Canadá, los cortes de la cola y de la oreja en los perros están prohibidos en siete provincias de todo el país. Si bien estas prácticas están prohibidas en Columbia Británica, Saskatchewan, Manitoba, Isla del Príncipe Eduardo, Nueva Brunswick, Nueva Escocia y Terranova y Labrador, todavía están permitidas Ontario, Quebec y Alberta. Ahora, el Colegio de Veterinarios de Columbia Británica votó a favor de prohibir la amputación de la cola de los perros y los caballos con fines cosméticos. De acuerdo con la asociación profesional más del 91% de los veterinarios que votaron estaban en contra de esta práctica.

 

Este es un producto de la Dirección de Comunicación Institucional de la Cámara de Senadores de la Legislatura de Mendoza

Producción de Proyecto Presentado: Viviana García Sotelo,  Julio Paz y Mili Rivas

Cámara y Edición: Rodolfo de la Vega

Cámara: Jésica Galdame

Edición para radio: Equipo de trabajo de Radio Legislatura

www.legislaturabierta.gob.ar 2017

Domicilio Sarmiento 295 - 5500 - Ciudad de Mendoza - Responsable editorial Viviana García Sotelo/DCI/Secretaría Administrativa

Legislatura de Mendoza