Lo que le dejó el BID a la Argentina tras la reunión en Mendoza

El Banco ha sido uno de los socios históricos de nuestro país, la reunión de la semana pasada dejó en claro esa relación bilateral.

Publicada el martes 27 de marzo de 2018

Foto

El BID, históricamente el principal socio multilateral para el desarrollo de Argentina, con un promedio de aprobaciones anuales recientes de US$1.360M. La cartera activa actual con el sector público es de 54 operaciones por un monto aprobado de US$9.206,4M y saldo por desembolsar de US$3.874,7M (42,1%) y se encuentra distribuida así: 61% en proyectos dirigidos a promover el crecimiento y la competitividad (transporte, energía, ciencia y tecnología, desarrollo rural y agropecuario, turismo), 28% promueven el desarrollo social (agua potable y saneamiento, educación, salud, desarrollo social y desarrollo urbano) y un 11% la mejor gobernabilidad (modernización del aparato del estado, gestión fiscal, seguridad ciudadana).

Este es el Programa de apoyo de financiamiento de infraestructura productiva argentina

El titular del BID, Luis Alberto Moreno en su discurso de bienvenida remarcó además de las relaciones con nuestro país, la importancia de adecuar “los mecanismos constitucionales, sobre todo en los casos más extremos. El buen funcionamiento de la administración pública es clave para recobrar la confianza y fortalecer la integridad. Esto implica una mayor rendición de cuentas a los ciudadanos por parte de políticos y funcionarios. Esfuerzos como impulsar mayor claridad en el financiamiento de las campañas electorales serán centrales en este empeño”.

“La clave es aumentar la productividad y subir las tasas de inversión, entendiendo que es obligatorio un doble esfuerzo de cantidad y de calidad. Una de las estrategias para avanzar en ese campo es el desarrollo de la infraestructura, como bien lo expresaron, hace unos días, los asistentes a la cumbre del G20 en Buenos Aires. Tenemos una brecha notable que requiere un esfuerzo continuo para cerrarla. En los próximos 20 a 30 años, la región debería invertir anualmente alrededor del 5 por ciento de su producto interno bruto, casi el doble de los niveles actuales. El sector público no podrá hacerlo solo, por lo que es fundamental incorporar modelos que atraigan mayor capital privado, incluyendo el mecanismo de asociaciones público-privadas”.

“Aquí, de lo que se trata es de impulsar la competitividad, la conectividad y con ello, la mejora en las condiciones de vida de nuestros ciudadanos. Acelerar el crecimiento exige también insertarse más en las corrientes del comercio global que actualmente enfrentan obstáculos”. 

www.legislaturabierta.gob.ar 2017

Domicilio Sarmiento 295 - 5500 - Ciudad de Mendoza - Responsable editorial Viviana García Sotelo/DCI/Secretaría Administrativa

Legislatura de Mendoza