Grooming Parte I :“El 85% de los delitos que ingresan en la fiscalía son por grooming o pornografía infantil”

Lo afirmó Daniela Dupuy, fiscal especial de delitos informáticos de CABA, además afirmó que es significativo el incremento de estos crímenes año tras año.

Publicada el martes 10 de Julio de 2018

Foto

El Grooming es la acción deliberada de un adulto de acosar sexualmente a un niño o niña mediante el uso de Internet, el individuo busca conseguir fotos, videos o incluso coordinar un encuentro.

En una charla a cargo de la Dra. Daniela Dupuy, Fiscal especializada en Delitos Informáticos, organizada por el área de Relaciones Institucionales y Participación Ciudadana, la especialista explicó cómo este tipo de crímenes está creciendo año tras año por lo cual es imprescindible su regulación.

“Cuando empezaron a ingresar al sistema este tipo de delitos, advertí una particularidad que cometíamos todos los fiscales, dijo Dupuy. Todos los casos en los cuales había que investigar ámbitos digitales, los dejábamos al costado y seguíamos con lo que teníamos. Pero esa pila (de expedientes) aumentaba más y más y alguien tenía que afrontar esa problemática para llevarlos a juicio”.

Por otro lado “el 85% de los casos que ingresan a la fiscalía especializada son de pornografía infantil y grooming”. Mientras que el 15% restante corresponden a amenazas por internet, o algún fraude.

Missingkids.ong : una organización que protegea los chicos

Existe un organismo internacional, Missingkids.org, que le pide a las empresas proveedoras de servicios de internet que avisen cuando alguien sube pornografía infantil de cualquier clase. Una vez que este organismo toma conocimiento de esta situación, articula las medidas para ponerse en contacto con las fiscalías respectivas y accionar para evitar que se cometa un delito o siga gestándose el grooming.

Esta organización tiene convenios firmados con una gran cantidad de países con los cuales trabaja para organizar la defensa de los chicos de estos ataques cibernéticos.

“Nos tocó un caso de un dato de un delito que iba a cometerse en pocas horas, afirmó Dupuy,  la IP daba en la provincia de Buenos Aires, no en la ciudad (CABA). El delito era abuso sexual, por eso el juez dijo “yo soy incompetente”, sin embargo había una situación de urgencia, debíamos interferir. A raíz de la negativa de ese juez, el delito terminó cometiéndose en la red”.

Los abusos intrafamiliares son más difíciles de detectar

Las fiscalías del país trabajan intensamente para poder detectar y prevenir estos delitos, pero hay situaciones en donde es muy difícil llegar. “Antes de entrar al grooming, cuando vamos a los allanamientos nos encontramos que cuando los analizamos el material encontrado hay muchísimas conversaciones entre el pedófilo y menores que son o no son víctimas, una vez analizada esa conducta detectamos que es grooming”.

Por otro lado, siguió diciendo Dupuy, “cuando vamos a los allanamientos vemos que hay algo más que una posible que una subida de pornografía infantil, pero lamentablemente encontramos grandes cantidades de casos de abusos sexuales intrafamiliares, los cuales son más difíciles de detectar”.

“Las investigaciones sobre abusos a través de internet no son como las tradicionales, el contacto físico no es lo mismo que el contacto digital, créanme que nos ha costado mucho entender esto porque tenemos otra formación, es de otra época. Es complicado tratar con el pedófilo o groomer. Es complicado contarles a los papás contarles que sus hijos han sido abusados, porque no tomamos la dimensión exacta de lo que implica el ingreso de los chicos en las redes sociales”.

Cifras que alarman

Según la información suministrada por la fiscal Dupuy, en el año 2016 se denunciaron cerca de 8300 de casos de pornografía y grooming en CABA, en 2017 las causas treparon a 23.500 y en lo que va de 2018 la estadística ya superó a la del año pasado.

“No alcanza con que nosotros investiguemos y haya condena, hay que atacar el tema antes, desde la formación de los chicos, de los docentes y los padres”.

Es importante tener en cuenta que las redes de pedofilia operan fundamentalmente a través de Telegram y whatsapp, “porque los mensajes están cifrados, esto garantiza el anonimato en sus autores, tengo los mensajes cifrados, el contenido en fotos pero además los chips telefónicos que hoy uso y mañana lo tiro, hace que nunca logremos llegar a los autores, siempre hay alguna prueba que se deja en la web superficial, siempre hay un dato que queda en las fuentes abiertas (es la información pública)”.

 

www.legislaturabierta.gob.ar 2017

Domicilio Sarmiento 295 - 5500 - Ciudad de Mendoza - Responsable editorial Viviana García Sotelo/DCI/Secretaría Administrativa

Legislatura de Mendoza