Cholitas poderosas: ellas desafiaron la altura y también las costumbres que las ataban sólo a la casa

Son escaladoras bolivianas, llegaron a Mendoza para subir el Aconcagua, si bien no todas lo lograron, su hazaña es un orgullo para muchas mujeres.

Publicada el martes 29 de enero de 2019

Foto

Las llaman las cholitas, son famosas en Bolivia, su país natal y el resto del mundo. Ellas también son madres, esposas, hijas, hermanas, son luchadoras y emprendedoras

En Bolivia, chola es una denominación étnica referida a mujeres indígenas y mestizas, se aplica a todas aquellas que utilizan vestimentas tradicionales. Las cholas como característica usan cinco elementos muy importantes al vestirse: un sombrero de ala corta, polleras que pueden llevar puntillas y enaguas a las cuales llaman también “manganchas”, una blusa que de acuerdo con el clima puede acompañarse de un “chompas” o saco de lana. Usan  calzado el cual puede ser botas, sandalias o zapatos de tacón según la ocasión y una manta sobre los hombros.

Estas cholitas hace unos años eran las cocineras en los campamentos base, pero decidieron dejar todo eso para conquistar las alturas.

En Bolivia la mayoría de los escaladores son hombres, pero estas mujeres, que en su mayoría tenían entre 42 y 45 años, tomaron los grampones y salieron a caminar las laderas de las montañas.

Estas mujeres conquistaron cimas tales como el Huayna Potosí (6.088 metros), Acotango (6.050 metros), Parinacota (6.350 metros), Pomarapi (6.650 metros) e Illimani (6.462 metros).

Estuvieron en Mendoza para conquistar el Aconcagua, ellas son Lidia Huayllas, Dora Magueño, Analía Gonzales, Elena Quispe y Cecilia Llusco. Son cinco mujeres aymarás que viven en la ciudad boliviana de El Alto, La Paz (4.200 metros sobre el nivel del mar), donde trabajan como cocineras junto a sus esposos y hermanos.

Tras conquistar la cima del cerro más alto de América, volvieron a su país natal.

Lidia Huayllas Estrada tiene 53 años, hace 15 que empezó a trabajar como cocinera de alta montaña. Lidia preparaba la comida para turistas y escaladores y también su esposo. Pero un día esta mujer quiso hacer su propia cumbre y llegó al nevado Huayna Potosí (6088 msnm), ubicado a 25 km de La Paz.

Ella hoy coordina a un grupo de 16 cholitas escaladoras de distintas edades que ya “hizo cumbre” en cinco montañas de Bolivia: Huayna Potosí (6088 ms.n.m), Acotango (6050 ms.n.m), Parinacota (6350 ms.n.m), Pomarapi (6650 ms.n.m) e Illimani (6462 ms.n.m)

En diálogo con el Portal de Noticias de Legislatura Abierta Lidia dijo “Subí no hice cima, nos faltaron 500 metros pero he dormido dos noches en más de 6000msnm”.

A pesar de vivir gran altura en La Paz (4200 msnm) afirmó que lo que más le costó fue la hidratación, “en Bolivia no hace falta tomar tanta agua, decimos vamos a ir a escalar hoy nos alistamos y mañana ya estamos subiendo a la cumbre”.

A pesar de estos inconvenientes Lidia afirmó que volverá y tratará de lograr esa deseada cumbre. “Yo sé que el Tata “Chachila” me va a permitir volver a cumplir a escalarlo y llegar a la cima”.

Cecilia Llusco con sus 33 años está cumpliendo su sueño: “Aconcagua tiene muchos paisajes lindos alrededor, muchas montañas pequeñas, cuando llegamos a la cumbre nos dimos cuenta que los cerros habían quedado muy abajo”.

Cecilia trabajó en turismo desde los 16 años, esta experiencia la motivó a seguir conquistando montañas en el mundo.

Elena Quispe tiene 22 años, comenzó a trabajar a los 14 como porteadora cargando las mochilas con 20 a 25 kilos de peso de los turistas. “Me siento alegre por la cumbre, pero no ha sido fácil, por la hidratación, en Bolivia  no hace falta, incluso acá tardamos varios días, allá una montaña solo tardamos 4 o 5 días, pero aquí ha sido largo”.

www.legislaturabierta.gob.ar 2017

Domicilio Sarmiento 295 - 5500 - Ciudad de Mendoza - Responsable editorial Viviana García Sotelo/DCI/Secretaría Administrativa

Legislatura de Mendoza